Antes que amanezca

Autora: María Cristina Díaz - (CABA)

del libro: "El abrazo del amor" – Creadores Argentinos 2013

 

Estoy cerrando la puerta de nuestro cuarto con el sigilo de una despedida silenciosa, una dolorosa lágrima humedece mis labios apretados.
Regreso al cuarto y te observo cansado, eterno peregrino de sueños incompletos. No quiero lastimarte, pero debo irme nuestra comunión, se ha roto, olvidaste mirar aquel espejo en donde se reflejaban tu corazón y el mío; ya no hay camino olvidé detenerte como antes, para continuar nuestra marcha y alcanzar las metas.
Debí hablarte, susurrarte despacito para contarte que las cosas estaban cambiando y otras se perdían; nuevamente cierro la puerta y acaricio el picaporte, me alejo vencida, la batalla se ha perdido.
Afuera un viento helado azota los vidrios, antes que amanezca me habré ido. Abro el pórtico central; la historia quedará sepultada en la casa, cargada de sombras entre puertas cerradas.
Antes que amanezca mi silueta recortada se proyectará en las paredes blancas, como la nieve que se amontona en los umbrales de la entrada.
No puedo mover el cerrojo algo se ha trabado me demoro y ese instante eterno no pudo evitar el nacimiento del amanecer, se congelaron mis brazos pero no mis piernas y corrí hacia ti interrumpiéndote el sueño.
Oh señor cuantas palabras cuantos susurros, me miraste tan profundo…
y solo quedó el silencio.

 

 

 

Tu mano en la mía

El día se desvanece, y yo también, estoy perdida en el desencuentro, y me he convertido en prisionera del olvido, tiembla mi mano cansada de tanto aprisionar una foto, no puedo dejar libre este recuerdo, tal vez es lo único que queda de aquella dichas nuestra, plena de colores.
En una tarde de invierno, unidos en un abrazo elegíamos un destino.
¿Dónde fueron las palabras, las promesas y los pactos que sellamos, con besos y caricias? Hoy son hojarasca que el viento arremolina, como sueños jamás cumplidos. La vida abrió su enorme boca y devoró nuestras ilusiones, en el pecho se cobijaron nuestros amores como niños en la inocencia y en el regazo del recuerdo duermen lágrimas de alegría.
Hacía demasiado frío, decidimos entrar en el cafecito de la esquina, “nuestro lugar” tu mano en la mía, de pronto quisiste una foto, alguien se ofreció, quien sabe presentías, un viaje inesperado, así nació la imagen; que hoy no me animo a destruir, era tan mágica la expresión de nuestras caritas enamoradas. Después abriste la puerta y nos fuimos caminando muy juntos en la niebla, al abrazo del amor “tu mano en la mía” y la pasión en los ojos la cosquilla de la esperanza.
Y así en ese límbico estado, continuaron nuestros días, aún revivo ese instante congelado, esa noche interminable, tu semblante rígido, frío mi grito ahogado detonando en silencio, ya no podías oírme, el destino impunemente nos había separado.
Mi mano se afloja, cae la foto empapada de lágrimas, son las últimas.
El duelo se aleja en busca de otras tibiezas, recupero el alma aunque en ella quede una sombra.

 

 

 

 

Ver más >>

 

Fotos de la presentación de
los libros de poesía y narrativa:
"El abrazo del amor",
realizada el 8 de junio del 2013
en "Salta y Resto". C.A.B.A.

 

 

 

 

 

 


Inicio
- Quienes somos - Círculo de Escritores - Concursos Literarios Argentina - Cuentos- Poesías- Artículos - Ultimos libros - Libro recomendado
Reconocimiento - Nuestro rincón -Autores del Círculo de Escritores - Premios - SADE - Contacto


Creadores Argentinos: Av. San Juan 1146 10° A (C.P: 1147) Ciudad Autónoma de Buenos Aires Tel (+54-11) 4304-7283

Copyright © 2002-2003 - creadoresargentinos.com - Diseño Patricia Quintero